Jueves, 27 Octubre 2011 19:59

Embajador participa en cena de recaudación de fondos para niños huérfanos de El Salvador

Valora este artículo
(0 votos)

El Embajador de El Salvador en Estados Unidos, Francisco Altschul, fue el invitado de honor y orador principal de la Cena de Gala organizada por la organización estadounidense Orphan Helpers, el pasado jueves por la noche. La actividad se enmarca dentro de las acciones que la organización realiza para poder financiar sus obras benéficas en El Salvador y Honduras.

La fundación se encarga de dar una vida digna, basada en principios cristianos, a alrededor de 500 niños o jóvenes. Orphan Helpers opera en dos orfanatos, tres centros de readaptación de jóvenes y tres casas de hogares transitorios en El Salvador.

Ayer, el Embajador Altschul agradeció en nombre de El Salvador la labor que la fundación sin fines de lucro se encuentra realizando en el país, llevando una voz de esperanza al sector poblacional más vulnerable: los niños y jóvenes abandonados o huérfanos.

Orphan Helpers transmite a estos jóvenes algo transcendental,  que los acompañará siempre: Fe en Dios, esperanza y valores humanos. Estamos agradecidos con su labor en El Salvador”, afirmó el Embajador Altschul, quien también aprovechó la oportunidad para exponer la actual situación de emergencia que vive el país, a raíz de las lluvias que azotaron todo el territorio nacional.

“Los diez días de lluvias intensas que han caído sobre El Salvador han provocado daños superiores a los dejados por otras tormentas como Mitch o Stan. Lamentamos la muerte de 34 personas, y tenemos más de 40,000 personas en refugios”, dijo el Embajador ante los invitados que participaron de la Cena Benéfica.

El Embajador Altschul explicó que, aunque el Gobierno se encuentra en total control de la situación, será necesaria la ayuda humanitaria y la cooperación internacional para las tareas no sólo de reconstrucción sino de la actual emergencia que enfrenta El Salvador.

Muchos de los asistentes se acercaron al Embajador para darle sus muestras de apoyo, y poder gestionar una mejor comunicación para llevar a cabo futuros proyectos en conjunto en beneficio de El Salvador.

Mientras, el fundador de Orphan Helpers, Greg Garrett, afirmó que su segundo país es El Salvador  y animó a los asistentes a seguir colaborando con las necesidades del país, al cual llegó por  primera vez hace once años, sin conocer a nadie y “sin saber exactamente donde quedaba”, pero con la idea de fundar algo grande en beneficio de la niñez salvadoreña. Orphan Helpers tiene siete años de operar en El Salvador, el primer país al que llegó en Centroamérica.

 

Visto 12475 veces Modificado por última vez en Jueves, 03 Noviembre 2011 16:23