La Embajada de El Salvador en Washington, D.C., impartió este 19 de enero una capacitación sobre el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) a trabajadoras sociales y educadoras del centro de salud y servicios sociales Mary’s Center.

Este centro de salud asiste a centenares de migrantes salvadoreños en sus tres sedes ubicadas en el área de Washington D.C. y Maryland, por lo que resulta clave para transmitir la información a los compatriotas suscritos al TPS.

La capacitación abordó las facilidades que el Gobierno de El Salvador está brindando para la reinscripción al TPS, como la apertura de líneas de crédito exclusivas para los

beneficiarios de esta gracia migratoria.

Desde que el Departamento de Seguridad Interna de los Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) anunciara el pasado 10 de enero su decisión de otorgar una extensión más al TPS para nuestro país, la Embajada de El Salvador en Washington y los 16 consulados salvadoreños en la unión americana han venido desarrollando una campaña de divulgación del TPS para que ningún compatriota quede fuera de este beneficio.

El Ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, junto al Gerente Corporativo de la Federación de Asociaciones Cooperativas de Ahorro y Crédito de El Salvador (FEDECACES), Héctor Córdova, informaron este 19 de enero sobre una línea especial de crédito para los salvadoreños que viven en Estados Unidos y  que requieran financiamiento para su reinscripción al Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés).

Este beneficio estará a disposición de los compatriotas residentes en Estados Unidos que gozan del beneficio migratorio, con familiares receptores de remesas en El Salvador asociados a FEDECACES, y que requieran hacer uso de esta alternativa financiera.

“Conscientes de la situación económica actual y de que para algunas de las familias aspirantes a la renovación del TPS es difícil financiar de una sola vez el costo de la reinscripción, especialmente cuando se trata de grupos familiares numerosos, en el Ministerio de Relaciones Exteriores, a través del Viceministerio para Salvadoreños en el Exterior, buscamos opciones para aliviar esta carga y que puedan acceder al beneficio migratorio sin ningún problema”, manifestó el canciller Martínez.

En concreto, FEDECACES pone a disposición de los salvadoreños un crédito por 545 dólares, cantidad que sirve para cubrir el costo de los diferentes trámites que implican el proceso de reinscripción al TPS, además de incluir un seguro de repatriación y un seguro de deuda.

La línea de crédito permitirá a los solicitantes tener acceso rápido al recurso financiero, con 10 meses de  plazo para pagar, en cuotas de $59.65 incluyendo intereses, entre otros beneficios.

“De esta manera apoyamos a los más de 150,000 asociados y usuarios de nuestro servicio de remesas y a la población salvadoreña que  está realizando dicho trámite”, valoró también Gerente Corporativo de FEDECACES.

Los requisitos para acceder a estos créditos son: contar con un familiar que resida en El Salvador para efectuar el contrato de pago, fotocopia de DUI y NIT del familiar receptor de remesas o residente en El Salvador, carta compromiso del envío de remesas hasta la cancelación del préstamo, y fotocopia de documentos personales de identificación del salvadoreño residente en los Estados Unidos.

Asimismo, copia del documento vigente de inscripción al TPS debidamente legible, con el visto bueno del consulado salvadoreño correspondiente, comprobante de recepción de remesas de un período de tres meses y la dirección del salvadoreño residente en los Estados Unidos.

“Como Cancillería, aplaudimos este esfuerzo, pues no solo permite generar condiciones de estabilidad a los compatriotas inscritos al TPS, sino también a sus parientes residentes en El Salvador, que se benefician con las ayudas solidarias que les envían para satisfacer sus necesidades más apremiantes”, subrayó el ministro Martínez.

Los salvadoreños tienen hasta el próximo 12 de marzo para reinscribirse en el TPS, por lo que el canciller aprovechó la oportunidad para hacer un llamado para que realicen el proceso “lo más pronto posible”, buscando la asesoría gratuita de las 16 oficinas consulares en Estados Unidos o llamando para solicitar información a la línea gratuita 1-888-30-111-30.

El funcionario salvadoreño también agradeció a FEDECACES por su disposición para apoyar a nuestros compatriotas con esta línea de crédito especial.

Si deseas mayor información, te invitamos a que visites nuestra página en: http://www.facebook.com/EmbFAltschul y en Twitter: @EmbaSALWDC

En el marco de la celebración del XX Aniversario de la Firma de los Acuerdos de Paz, el Brookings Institution realizará este jueves 19 de enero un panel-forum titulado “Conmemorando los 20 años de paz en El Salvador: ¿Es ésta una realidad?”, en el que participará el embajador de El Salvador en Washington, D.C., Francisco Altschul.

El panel-forum busca hacer una evaluación de los Acuerdos de Paz firmados en Chapultepec en enero de 1992, dando a conocer tanto los logros, como aquellos puntos en los que aún existen serios problemas y sus implicaciones para Latinoamérica.

Al embajador le acompañará Diana Negroponte, catedrática de Asuntos Exteriores de la Iniciativa para América Latina del Instituto Brookings; y como moderadora del panel se tendrá a Cynthia Arnson, directora del Programa Latinoamericano del Centro Internacional para Académicos Woodrow Wilson

Asimismo, se hará el lanzamiento del libro “Seeking peace in El Salvador: The struggle to reconstruct a nation at the end of the Cold War”, escrito por Diana Negroponte.

El evento está programado de 4 :00 p.m. a 5 :30 p.m. en los salones Saul/Zilkha del Brooking Institution, 1775 Massachusetts Ave., NW, Washington, D.C.

Para mayor información, puedes visitar:

http://www.brookings.edu/events/2012/0119_el_salvador.aspx

Hugo Martínez/Ministro de Relaciones Exteriores
http://elmundo.com.sv/nueva-extension-del-tps-una-gestion-efectiva

Martes 10, enero 2012 | 7:22 pm

La nueva extensión durará hasta septiembre de 2013, lo que garantizará la estabilidad laboral de nuestros compatriotas independientemente del calendario político en Estados Unidos, que en 2012 incluye la elección presidencial.

Hay, en Estados Unidos, poco menos de 212,000 compatriotas que viven, trabajan y producen en ese país al amparo del Estatus de Protección Temporal que el Gobierno norteamericano ha otorgado a los salvadoreños desde 2001. Ayer, con mucha satisfacción, recibí de la Secretaria de Seguridad Interna (DHS), Janet Napolitano, la excelente noticia de que el TPS será extendido otros 18 meses. Ésta será la octava prórroga, la segunda concedida durante la Administración del presidente Mauricio Funes.

Es importante recalcar que este Gobierno nunca ha dado por sentado que este beneficio será extendido automáticamente. Cada prórroga implica una constante comunicación con el Gobierno de los Estados Unidos, una gestión agresiva a favor de los compatriotas beneficiarios del TPS y una visión integral enmarcada, en el caso de nuestra Administración, en la alianza estratégica establecida desde 2010 entre los presidentes Obama y Funes.

Desde el principio, en nuestras constantes conversaciones con la Administración Obama, y en este caso específico con el DHS, el TPS ha sido una prioridad. Como siempre he dicho, las extensiones son, para nosotros, el objetivo mínimo, aunque debido al estado de la discusión interna sobre el tema migratorio en los Estados Unidos, este reto es cada vez mayor. Hoy, con alegría, podemos decir misión cumplida respecto a la nueva extensión. Seguiremos, en este tema, dialogando con nuestra contraparte estadounidense para explorar alternativas más permanentes de protección migratoria para estos 212,000 compatriotas que, como hemos hecho notar una y otra vez, son fieles cumplidores de las leyes en Estados Unidos; contribuyen con su trabajo tanto a la economía del país que ahora los acoge como a la de El Salvador; y se han sometido a todos los registros exigidos por la ley estadounidense.

Esta vez el TPS se renueva en medio de una crisis económica sin precedentes  en los Estados Unidos y de un ambiente antiinmigrante que ha impedido la añorada reforma migratoria integral. La nueva extensión, además, durará hasta septiembre de 2013, lo que garantizará la estabilidad laboral de nuestros compatriotas independientemente del calendario político en Estados Unidos, que en 2012 incluye la elección presidencial. Por todo eso, como dije, la acción del presidente Obama de dar una nueva extensión confirma la estima del mandatario estadounidenses a nuestros trabajadores y al papel de nuestro país como su aliado estratégico.

Asimismo, confirma que nuestra gestión, abierta al mundo y sin ataduras ideológicas, está marcada por resultados concretos. Y en el caso particular de la relación con los Estados Unidos, es una muestra más de que este Gobierno, contrario a lo que vaticinaba nuestra oposición política al principio de la gestión, ha mantenido en lo más alto de sus prioridades el bienestar de los salvadoreños y salvadoreñas que viven en ese país, no solo al garantizar beneficios migratorios que les dan estabilidad, sino también al gestionar programas de cooperación técnica, económica y política, como son, por mencionar dos de los más importantes, el Asocio para el Crecimiento y el segundo compacto recién otorgado por la Corporación de la Cuenta del Milenio.

Nuestra gestión bilateral con Washington incluye, además, un diálogo que este año se enfocará en intensificar negociaciones con el DHS para proteger a poblaciones vulnerables, como niños, tercera edad y mujeres embarazadas, sujetas a repatriación. En este tema, el de las deportaciones, es importante anunciar que el número general de deportados a El Salvador ha tenido una disminución sostenida en los últimos dos años y si bien es cierto que la cantidad específica de deportados con antecedentes penales ha aumentado, es en esa área donde hemos enfocado nuestros esfuerzos: llevamos con buen ritmo una negociación para garantizar un mejor intercambio entre autoridades policiales de ambas naciones de la hoja delictiva de este tipo de repatriados. La extensión del TPS es una gran noticia que me complace mucho compartir. Aprovecho la ocasión, además, para recordar a todos los beneficiarios que deben hacer el trámite de reinscripción a tiempo. Nuestra Embajada y red consular estarán, como siempre, a su disposición.

 

El ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Hugo Martínez, se reunió la tarde de este lunes 9 de enero en Washington, D.C., con la secretaria del Departamento de Seguridad Interna de los Estados Unidos, Janet Napolitano, para afinar detalles sobre la gestión realizada ante este país sobre una extensión del programa de Estatus de Protección Temporal (TPS) para El Salvador.

El canciller salvadoreño había hecho la solicitud de prórroga a la secretaria Napolitano durante un encuentro en la capital estadounidense durante el pasado mes de septiembre.

“Hemos tenido una conversación muy constructiva con la Secretaria Napolitano, quien nos manifestó que hay un anuncio inminente. Entiendo que es un anuncio en términos positivos”, manifestó el ministro Hugo Martínez, tras la reunión con la Secretaria Napolitano.

Esta sería la octava prórroga que el gobierno de los Estados Unidos concede a los salvadoreños desde el 2001, cuando, tras los terremotos que golpearon a El Salvador a inicios de ese año, fue creado este beneficio migratorio. Es, además, la segunda extensión otorgada durante la administración del Gobierno del Cambio.

Actualmente son cerca de 212 mil compatriotas los beneficiarios del TPS, de los cuales más de 36 mil se inscribieron en el año 2010, recibiendo la asesoría gratuita de la red consular y la embajada de El Salvador en los Estados Unidos.

Estos salvadoreños gozan del Estatus de Protección Temporal hasta el próximo 9 de marzo, fecha en la que vence el actual programa.

El canciller Martínez recordó a la comunidad salvadoreña beneficiaria del TPS que, de darse una respuesta favorable, será importante acercarse a los distintos consulados para recibir la debida orientación y no dejar para último momento el trámite de reinscripción.

“Nuestros 16 consulados en todo el país y nuestra embajada en Washington están listos para recibirles y atenderles con toda la asesoría que ustedes puedan requerir”, señaló.

Además de la inminente extensión del TPS para El Salvador, el canciller salvadoreño conversó con la Secretaria Napolitano sobre los avances en la gestión que el país realizó ante los Estados Unidos de otorgar una gracia migratoria especial para aquellos familiares de afectados por la depresión tropical 12E, que en octubre pasado provocó casi 900 millones de dólares en daños y pérdidas en el país.

Asimismo, reiteró al Departamento de Seguridad Interna la solicitud de El Salvador de considerar una flexibilización en las deportaciones, procurando una disminución en las mismas y priorizando aquellas de personas con cargos criminales.

Al respecto, el canciller Martínez reconoció los avances que los Estados Unidos ya realiza en ese sentido, lo cual quedó reflejado en las estadísticas correspondientes al año pasado. Según los datos del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de ese país (ICE, por sus siglas en inglés), durante 2011 se deportó a 17 mil 62 salvadoreños, es decir un 10% menos que en 2010, cuando la cifra fue de 18 mil 908. De ese total, además, el 52% fueron personas con cargos criminales, contrario al año anterior, en el que eran las deportaciones de personas sin cargos criminales las que ocupaban la mayoría, con más del 57% del total.

En el marco de su visita a Washington, D.C., el ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Hugo Martínez, se reunió este lunes 9 de enero con funcionarios del Gobierno de los Estados Unidos para evaluar los programas y proyectos de cooperación vigentes entre ambas naciones.


En el Departamento de Estado, el canciller salvadoreño sostuvo una reunión con la subsecretaria adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, para hablar sobre los avances obtenidos en el Programa Asocio para el Crecimiento, cuya declaración de principios fue suscrita entre El Salvador y Estados Unidos el pasado 3 de noviembre, en San Salvador.


El Asocio para el Crecimiento es un programa auspiciado por el gobierno estadounidense con el que se busca identificar los factores que limitan el crecimiento económico de los países socios con el propósito de superarlos. El Salvador es uno de los cuatro países beneficiarios a nivel mundial y el único en el continente americano.


Durante la reunión, la funcionaria estadounidense felicitó al Canciller Martínez por el logro del país de haber sido seleccionado por segunda ocasión en el programa Corporación del Reto del Milenio (MCC, por sus siglas en inglés).


En la primera ejecución del programa, fueron otorgados 465 millones de dólares en cooperación no reembolsable, destinados a un plan de desarrollo en la zona norte del territorio salvadoreño; mientras que con el segundo programa, según la propuesta del país, se impulsará el desarrollo económico de la zona costera oriental.


Asimismo, el ministro Martínez abordó los esfuerzos que el país impulsa con el objetivo de lograr una mayor y más justa tributación, como la recién aprobada reforma al impuesto sobre la renta, además de otros temas de interés bilateral. Al respecto, la Secretaria Jacobson expresó la buena valoración que el Departamento de Estado hace de estos esfuerzos y ofreció el apoyo que el gobierno salvadoreño pudiera requerir en la materia.


Posteriormente, el canciller salvadoreño se reunió en la Casa Blanca con el director para Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo Nacional de Seguridad, Daniel Restrepo, con quien trató asuntos relacionados a la cooperación que los Estados Unidos brinda al país y a la región en materia de seguridad, así como en el área social a nivel bilateral.


El ministro salvadoreño destacó en ambas reuniones el desempeño de la ex embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Mari Carmen Aponte, calificando de sobresaliente su desempeño en el país y aclarando que su no ratificación en el cargo no afecta de ninguna manera las relaciones bilaterales entre ambas naciones.


“Han sido los dos encuentros muy productivos y nos han permitido conocer de primera mano los avances que tenemos  en nuestra relación bilateral de cooperación. Los funcionarios han expresado su complacencia ante el desempeño de El Salvador en estos procesos y han reafirmado su compromiso de continuar trabajando de la mano con el país en dichos programas”, declaró el canciller Martínez.


El jefe de la diplomacia salvadoreña se encuentra en la capital estadounidense desarrollando una agenda de trabajo de un día, en la que el punto principal es conocer la decisión de los Estados Unidos en torno a la posibilidad de una extensión del Estatus de Protección Temporal (TPS) para El Salvador.

Ante diversas informaciones vertidas en los medios de comunicación respecto a la extensión del TPS, la Embajada de El Salvador en los Estados Unidos aclara:

1.   Que el actual TPS, bajo el cual están amparadas las personas que se reinscribieron en 2010, vence el 9 marzo de 2012.

2.   Que tal como lo ha manifestado el ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, corresponde únicamente a las autoridades de los Estados Unidos hacer el anuncio correspondiente.

3.   Que de confirmarse la extensión del TPS, el proceso de reinscripción inicia automáticamente.

4.   Que de confirmarse la extensión del TPS, esta Embajada y la red consular en los Estados Unidos informarán y prestarán los servicios para la reinscripción, tal como se hizo en las 7 extensiones anteriores.

5.   Que el día 5 de enero de 2012 venció el plazo para la reinscripción del TPS para los beneficiarios de Honduras y Nicaragua. Este proceso no afecta a los beneficiarios de El Salvador.

 

Si deseas mayor información, te invitamos a que visites nuestra página en:

http://www.facebook.com/EmbFAltschul o en Twitter: @EmbaSALWDC

 

La Embajada de El Salvador en Washington, DC.,  informa sobre el deceso del Dr. Héctor Silva Argüello, presidente del Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL), quien falleció este día debido a un problema cardiaco.

El Dr. Silva, padre de nuestro Jefe de Misión Adjunto, Héctor Silva Ávalos,  fue además un amigo de mucha estima de esta Embajada. Expresamos a nuestro Jefe de Misión Adjunto y a toda su familia nuestro más sentido pésame por tan irreparable pérdida para su familia y para el pueblo salvadoreño.

El sistema de citas implementado desde mediados del 2011 en los Consulados de El Salvador en Washington, D.C. y Woodbridge, Virginia, ha permitido ordenar de mejor manera todos los servicios consulares, particularmente el más demandado por la población: la emisión de pasaportes. En 2011 se han emitido 2,500 documentos más que los que se expidieron en 2009 y 2010.

Hasta noviembre de 2011, las sedes consulares en la zona metropolitana de Washington, D.C. habían emitido 12,658 pasaportes. En comparación, en 2010 se emitieron 10,157 documentos y en 2009, 10,581.

La Cónsul General, Celia Medrano, dio a conocer estos datos a la comunidad salvadoreña el pasado sábado 3 de diciembre cuando rindió informe de su primer año de gestión al frente del Consulado General en Washington DC.

En esa misma reunión se realizó la tercera plenaria de mesas comunitarias consulares correspondiente al 2011, en la que referentes comunitarios evaluaron con empleados y funcionarios de los consulados de Washington, D.C. y Virginia, la ejecución del plan de trabajo comunitario del presente año y planificaron conjuntamente las líneas de acción principales para el plan de trabajo correspondiente al 2012.

Además, se dio un reconocimiento, por parte de los empresarios Elías Polio y Dora Aguilar, al trabajo realizado por los asistentes administrativos Idalia Aguirre y Mario Durán por su espíritu de servicio, incluyendo el trabajar en jornadas extraordinarias al horario laboral.

Durán informó que el número de registros de niños de padres salvadoreños nacidos en Maryland y WDC alcanzó este año un récord de 275. Parte del informe también fue la publicación de una encuesta sobre el perfil del usuario consular realizada a 202 usuarios en los meses de julio y agosto 2011, coordinada técnicamente por Ángela González, profesional independiente.

En la consulta se preguntó la opinión del público sobre los horarios sabatinos, la apertura de las instalaciones a las 7 de la mañana y el sistema de citas recién implementado. Un 67.3 % afirmó que le parecía bueno el sistema de citas para pasaportes. Un 93.6% calificó como buena la iniciativa de abrir los servicios consulares un sábado al mes con el fin que los usuarios no pierdan un día de trabajo.

El 93.6% de usuarios consulares manifiesta saber leer y escribir, mientras un 64.4% tiene una computadora o acceso a una, así como el 63.4% tiene acceso a internet y 51.5% tiene correo electrónico. La mayoría de usuarios encuestados estaría de acuerdo en que para el próximo año pudiera implementarse el servicio de citas y emisión de pasaportes por internet.

Asimismo, han disminuido significativamente las quejas de los usuarios por maltrato al público en comparación a 2009 y 2010.

El  Embajador  de  El  Salvador,  Francisco Altschul, y la Cónsul General en Washington, D.C., Celia  Medrano, presentaron en la Embajada de El Salvador en Estados Unidos,  el informe  detallado  sobre  el manejo de los donativos recaudados en el área Metropolitana de Washington, DC., Maryland y Virginia para palear  las necesidades de las familias residentes en las comunidades más afectadas por la depresión tropical 12E, que azotó El Salvador en octubre pasado.

“Es  el  desastre  natural más grande en 40 años, pero consideramos que fue invisibilizado  debido  a que no tenía un nombre específico como Mitch, por ejemplo. Sin  embargo, los daños han sido peores que los de otros desastres naturales”, señaló el Embajador Altschul.

Por  su  parte,  la  Cónsul  Medrano  añadió  que  a  partir del Decreto de Emergencia  Nacional emitido por parte del Gobierno de El Salvador desde el 14  de  octubre  pasado,  los  consulados  salvadoreños  en  Washington D.C. y  Virginia  activaron inmediatamente acciones en conjunto con la comunidad  de recolección de fondos y donaciones destinados a los programas de apoyo para las comunidades más afectadas por la depresión tropical 12E.

La  Cónsul  Medrano  informó  que  alrededor  de  25 voluntarios estuvieron presentes en  diferentes  puntos  con  cajas  recolectoras,  así  como  en coordinación con empleados consulares trabajaron en levantamiento de actas, clasificación,  empaquetamiento y envío de medicamentos, ropa e implementos de  higiene solicitados por comunidades afectadas en las localidades de San Julián  y  Cuisnahuat (Sonsonate);  el  Bajo  Lempa  (Usulután)  y  el departamento de Morazán.

Además,  una  red comunitaria en las sedes consulares activo una “radiotón” con la estación 1600 para la recolección de donativos. Se realizaron ventas de  comida  y rifas de certificados de regalo, electrodomésticos y canastas donadas por empresarios locales.  Fue celebrado un “Concierto solidario” en la Iglesia “Sagrado Corazón” convocado conjuntamente con las organizaciones Comunidades  Transnacionales  Salvadoreñas  Americanas  (COTSA),  Comité de Solidaridad “Monseñor Romero”; Asociación de Abogados Salvadoreños, Apuesta por  el  Rock,  Centro  de Arte  y  Fraternidad Unida Salvadoreña Americana (FUSA).

Agregó  que  el fondo recaudado al finalizar esta actividad específica fue entregado  directamente  a representantes comunitarios del Bajo Lempa y San Julián.

Tres  voluntarias  del  área  de  Washington D.C. que participan en las mesas comunitarias consulares de educación, salud y arte y cultura garantizaron la  entrega  directa  de  los  donativos movilizándose a  los municipios afectados. Se  trata de Katya Miranda, joven artista y trabajadora social; Lita Trejo, educadora y activista comunitaria; y Rebeca Muñoz, promotora en salud.  Ellas  coordinaron  con  instancias  estatales  en  El Salvador y participaron en  las  jornadas  médicas  y  de   apoyo  coordinadas por la Asociación  “Nuevo Amanecer”, ONG especializada en prevención y atención de emergencias a nivel  local. Estas  voluntarias comunitarias solicitaron permiso  no remunerado en sus respectivos empleos para efectuar el viaje, y cubrieron con recursos propios sus gastos de estadía en El Salvador.

De  igual  forma,  organizaciones  como  “Voces  en  la  frontera”  donaron medicamentos  valorados  en USD 1,267.59, la empresa Medrano´s EXPRESS donó cajas con un valor de USD 200.00 y la empresa AVIANCA/TACA proporcionó los boletos aéreos y el transporte de carga para el envió y entrega de las donaciones, lo que  representa un  apoyo valorado aproximadamente en USD 4,600.00.

La  Cónsul  Medrano informó que en las jornadas antes anotadas se recolectó un total de USD 12,979.85 en efectivo. Conforme lo registrado en Actas, un subtotal de USD 6,975.40 fueron enviados a través del Fondo Solidario para Salvadoreños en el Exterior (FOSSALEX) mediante 4 diferentes transferencias a  la cuenta bancaria abierta por el gobierno salvadoreño SETEFE/emergencia No.  0590-057574-5.  

Otra  cantidad  de  USD  921.61  fue  remesada por el Consulado  de  El  Salvador  en  Woodbridge, Virginia, a la Cuenta Bancaria aperturada por el Consulado de El Salvador en Elizabeth, New Jersey, para el  envió de alimentos para los resguardos  habilitados para atender a damnificados por la tormenta. Añadió que las comisiones bancarias correspondientes a cada  trasferencia suman un total de USD 180.00 cancelados  del  presupuesto institucional de los consulados.  Conforme lo registrado en recibos, un segundo subtotal de USD 3,351.94 fue utilizado con autorización de las personas e instancias donantes para la compra de medicamentos y artículos que fueron entregados a las familias afectadas, así como un mínimo del 7% destinado a costos de operaciones.

“Este  reporte narrativo-financiero constituye un ejercicio de rendición de cuentas por parte del Consulado General de El Salvador en Washington D.C. con el  objeto de que la comunidad salvadoreña que se volcó solidariamente a la campaña  de emergencia  nacional  pueda constatar el total de fondos recaudados, su uso y destino, garantizando la entrega directa de la ayuda a familias  de las comunidades más afectadas”, sostuvo la funcionaria.

Además de  trabajar en esta campaña para atender la emergencia, en el Consulado salvadoreño se contó el mes de octubre con la presencia del  Procurador  para la Defensa de los Derechos Humanos de El Salvador, Óscar  Luna, quien reflexionó con la comunidad salvadoreña en el área sobre la necesidad de trabajar con más fuerza aspectos preventivos, particularmente en el área de protección al medio ambiente, para evitar mayores impactos por este tipo de eventos naturales.

Las  voluntarias que hicieron posible la entrega directa de la ayuda a las comunidades dieron  testimonio de su experiencia. “No fue solo ir a dejar cajas, sino ver y participar. Fue sumamente útil el dinero que se donó, la gente se alegraba cuando veía la medicina”, sostuvo Lita Trejo. Por su parte,  Katya Miranda explicó que fue importante garantizar entregar las donaciones directamente a las familias de las comunidades afectadas y participar en las jornadas médicas. Por su parte, Rebeca Muñoz explicó que tuvieron que avanzar por caminos de difícil acceso para alcanzar a llegar a las  comunidades donde la ayuda aún no había llegado. Las tres voluntarias coincidieron en que las necesidades de las familias afectadas por las tormentas siguen siendo muchas, por lo que proponen hacer mayores esfuerzos e iniciativas para apoyarlas.

Los  daños  ocasionados  por  la  depresión  tropical  alcanzan los USD 840 millones de dólares,  por  lo que los lazos de solidaridad e intercambio abiertos a partir de esta experiencia entre la diáspora salvadoreña y nuestros compatriotas residentes en localidades de mayor pobreza y vulnerabilidad son un aporte en la constatada tradición de una hermandad que trasciende fronteras.