Asocio para el Crecimiento

Con Estados Unidos se ha potenciado además con el Asocio para el Crecimiento, firmado en 2011, en San Salvador, por el Secretario Técnico de la Presidencia, Álex Segovia, y el Secretario de Estado Adjunto para Asuntos Económicos, Energéticos y de Negocios, José Fernández.

Dicha iniciativa es un impulso de la Administración Obama, a fin de motivar el crecimiento económico sostenible bajo un esquema de compromiso con la democracia y los derechos humanos. El Salvador fue el primer país en firmar el Asocio, de los cuatro beneficiarios y que incluyen también a Filipinas, Ghana y Tanzania. 

Migración

El Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) es un beneficio migratorio que otorga el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos de América (DHS por sus siglas en inglés), que brinda un estatus temporal a los compatriotas elegibles de los países favorecidos por el gobierno estadounidense.

El TPS fue otorgado a los salvadoreños y salvadoreñas en 2001, como un permiso para permanecer y trabajar en los Estados Unidos, luego de los dos terremotos que vivió El Salvador en el lapso de un mes (13 de enero y 13 de febrero de 2001).

Actualmente, la nación salvadoreña ha obtenido 9 prórrogas de este estatus para los connacionales. El plazo de vencimiento para los más de 195 mil salvadoreños beneficiados por el noveno TPS es el 9 de marzo de 2015.

Asimismo se está a la espera de la deliberación en la Cámara de Representantes sobre la propuesta de la Ley de Seguridad de la Frontera, Oportunidad Económica y Modernización del Sistema de Inmigración (Reforma Migratoria Integral), aprobada por el Senado estadounidense el 27 de junio de 2013.

La Reforma Migratoria Integral pretende reforzar la frontera, fortalecer la economía y crear una hoja de ruta hacia la ciudadanía para las personas que han estado trabajando en Estados Unidos durante años. 

Culturales

 

En el ámbito cultural, se está llevando a cabo un intercambio cultural contínuo y sistemático para promover la cultura e identidad de nuestro país, así como para fortalecer estos valores con los salvadoreños en el exterior, destacar e impulsar las manifestaciones culturales, artísticas y literarias de la diáspora salvadoreña en los Estados Unidos.

Más información sobre los talentos salvadoreños radicados en la zona metropolitana de Washington, D.C., puede encontrarse en la sección Talentos.

 

 

Seguridad

En materia de seguridad, existe coordinación y cooperación en temas como combate al narcotráfico, crimen organizado y pandillas, destacando la Iniciativa de Seguridad Regional para Centroamérica (CARSI) y el Diálogo Estados Unidos-Centroamérica de Seguridad Democrática.

Asimismo, El Salvador es sede del Centro de Antipandillas Transnacional (CAT) y de una de las sedes de la Academia Internacional para la Aplicación de la Ley (ILEA, por sus siglas en inglés). Además, Estados Unidos forma parte del grupo de Amigos de la Estrategia de Seguridad Centroamericana (ESCA).

Cooperación

 

La cooperación para el desarrollo entre ambas naciones es un pilar de 40 años de vigencia, legado que, en definitiva, ha abonado a mantener las buenas relaciones políticas y que ha fomentado relaciones estables en la esfera internacional.

El gobierno estadounidense ha participado activamente en la Encuesta de Seguimiento a la Declaración de París, realizada por primera vez en El Salvador, en diciembre de 2010 y, además, son parte del Grupo de Trabajo del Programa Comunidades Solidarias y han adoptado el Código de Conducta del Programa de Comunidades Solidarias.

Asimismo, Estados Unidos ha apoyado al desarrollo social del país a través del Fomilenio I, proyecto comprendido de octubre de 2007 a septiembre de 2012, el cual tuvo como fruto avances en la zona norte, la cual se visualiza como un corredor logístico organizado y con más tecnología y la carretera Longitudinal del Norte. Paralelo a estos beneficios, también se desarrolló un estudio realizado entre cinco mil jóvenes que recibieron capacitación muestra que mil 715 pudieron acceder a un empleo, entre otros resultados importantes vinculados al desarrollo social y económico.

La inversión total del primer compacto de Fomilenio fue de 461 millones de dólares.

Todas las iniciativas anteriores se fortalecen, además, con el aporte de los salvadoreños en Estados Unidos, quienes de manera indirecta son también socios para el desarrollo de sus familias y comunidades de origen, algunos apoyando iniciativas productivas que pueden ser tipificadas como codesarrollo.