Económico - Comercial

 En el aspecto económico se promueven relaciones comerciales abiertas con los Estados Unidos de América que coadyuven a impulsar un modelo de desarrollo inclusivo en El Salvador.

Esta dinámica relación ha colocado en primer lugar a Estados Unidos como país inversionista. Es así como entre los sectores que reciben inversión se encuentran: textil y confección, centros de distribución, electrónica, agroindustria, desarrollo de software, call centers, turismo, entre otros.

Por otro lado, se cuenta con el Tratado de Libre Comercio Centroamérica-República Dominicana y Estados Unidos, que entró en vigencia para El Salvador el 1 de marzo de 2006.

En cuanto al tema de remesas familiares, en el marco de la Asamblea General de la ONU, celebrada en Nueva York, en 2010, el canciller Hugo Martínez y la ex secretaria de Estado, Hillary Clinton suscribieron la Iniciativa de Fomento de la Inversión de Remesas para el Desarrollo Crecimiento y Emprendimiento (BRIGDE, por sus siglas en inglés), la cual tiene como propósito buscar opciones para el uso seguro de los flujos de remesas para el financiamiento a bajo costo y a largo plazo de infraestructura, trabajos públicos e iniciativas de desarrollo comercial.

Asimismo, siempre en el área económica, ambas naciones impulsan el proyecto Caminos para la Prosperidad que cuenta con la participación de 13 países, entre ellos El Salvador, un espacio comprendido por cuatro pilares: empoderamiento de las MYPIMES, facilitación del comercio y competitividad regional, desarrollo de una fuerza laboral moderna y prácticas empresariales sostenibles y la competitividad regional, desarrollo de una fuerza laboral moderna y prácticas empresariales sostenibles y de cooperación ambiental. El Salvador, a través del Ministerio de Economía, asumió la copresidencia de esta iniciativa.