La embajada de El Salvador en Estados Unidos presentó recientemente el documental “Harvest of Empire”, co-dirigido y producido por el salvadoreño Eduardo López, quien participó como invitado especial en la presentación e interactuó con la audiencia al cierre de la muestra.

 

“Harvest of Empire” fue basada en el libro homónimo del galardonado periodista y co-anfitrión de Democracy Now! Juan González.

 

Asimismo, constituye una mirada a las diversas causas que provocaron las olas de migración hacia Estados Unidos durante el siglo pasado, las cuales han transformando el paisaje cultural y económico, tanto de los países de origen como de destino.

 

La proyección se realizó en las instalaciones de la embajada como parte de la muestra de cine que se impulsa desde esta representación diplomática. En ella se exhiben una serie de materiales cinematográficos de corte internacional, cuya dirección y producción estuvo a cargo de cineastas salvadoreños.

El embajador de El Salvador ante los Estados Unidos de América, Francisco Altschul, recibió recientemente el  premio al Servicio Público otorgado por la Cámara de Comercio Hispana de Washington, DC (GWHCC, por sus siglas en inglés), en reconocimiento al apoyo brindado a la comunidad salvadoreña e hispana residente en la capital estadounidense.

 

“Este premio es para aquellos que necesitan de los servicios públicos, para nuestra comunidad hispana, incluidos los salvadoreños. Acepto este reconocimiento con una fe inquebrantable en mi comunidad salvadoreña, por su increíble resistencia para convertir la adversidad en oportunidades y por su interminable búsqueda de la libertad, la justicia y la prosperidad”, expresó el embajador Altschul. Asimismo,  invitó a los profesionales de servicios públicos y miembros de la comunidad empresarial a explorar inversiones  en coordinación con la comunidad diplomática. “Todos tenemos la oportunidad de contribuir al éxito y el fortalecimiento de nuestra gran comunidad”, aseguró el diplomático.

 

El embajador aprovechó la ocasión para hablar sobre importantes inversiones que el sector privado realiza en el país, así como sobre el voto de confianza otorgado por el gobierno estadounidense con el desembolso del segundo compacto de Fondos del Milenio, y la oportunidad de desarrollo que representa el Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, presentado recientemente por los presidentes de El Salvador, Honduras, y Guatemala, en Washington, DC.

 

Por su parte, la presidenta de la GWHCC, Angela Franco, dijo sentirse honrada de reconocer al Embajador Altschul con el Premio al Servicio Público. “La Embajada de El Salvador ha sido un catalizador importante a largo plazo para el crecimiento de negocios hispanos en el área metropolitana de Washington, DC", afirmó.

 

La condecoración se llevó a cabo el 18 de noviembre en el marco de la Sexta Cena Anual de Celebración de Embajadas, organizada por la GWHCC en la Librería Carnegie, y contó con la presencia de representantes del cuerpo diplomático, entre los que se destaca el Secretario General Adjunto de la Organización de Estados Americanos, Albert R. Ramdin, quien fungió como presidente honorario de la ceremonia.

Los presidentes de Guatemala, Otto Pérez Molina; Honduras, Juan Orlando Hernández; y de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, presentaron este día, en la ciudad de Washington D.C., Estados Unidos de América, la iniciativa del plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, con la que los tres gobiernos buscan generar más y mejores oportunidades de desarrollo para su población.

 

La iniciativa tripartita, que surge ante el incremento en la migración de niños, niñas y adolescentes no acompañados hacia los Estados Unidos registrado a mitad de año, parte de un enfoque integral, con el que se reconoce la multicausalidad del problema y se apunta a atenderlo en todas sus dimensiones, con medidas en el mediano y largo plazo.

 

La niñez y la juventud de nuestras naciones, dijeron, merecen que les ofrezcamos las condiciones necesarias para crecer y prosperar en sus propias comunidades, y que la migración no sea una obligación, sino una opción.

 

En ese sentido, los mandatarios indicaron que la Alianza para la Prosperidad, que fue construida con la colaboración del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), centrará su trabajo en cuatro pilares fundamentales: desarrollo productivo, inversión en capital humano, seguridad ciudadana y fortalecimiento de las instituciones locales.

 

Así, desde el primer pilar, se buscará la promoción de sectores productivos estratégicos y la atracción de inversiones; con el segundo se pretende fortalecer la formación técnica y vocacional para el trabajo, estrechando vínculos entre el sistema educativo y productivo, de manera que se creen mayores oportunidades laborales, de calidad e incluyentes para nuestros jóvenes, ayudando de manera sostenible a la reducción de la pobreza.

 

En el pilar de seguridad ciudadana, se reforzarán los programas de prevención de la violencia y la capacidad de gestión de las fuerzas policiales. Y, finalmente, en el de fortalecimiento institucional, se mejorará la capacidad financiera de los Estados, así como los mecanismos de transparencia y lucha contra la corrupción.

 

Desde esas áreas estratégicas de acción, las tres naciones centroamericanas iniciarán entonces una labor que se concibe como complementaria de sus propios planes de desarrollo, pero focalizándose en aquellos territorios donde se identifican mayores flujos migratorios.

 

Este plan, señalaron los gobernantes, cuenta con la firme voluntad de los tres países por atender las raíces estructurales de la migración, así como con un compromiso de destinar los recursos financieros que sean necesarios para la implementación del mismo.

 

El acompañamiento de la comunidad internacional y del sector privado, subrayaron, será también vital para su puesta en marcha, por lo que exhortaron a los demás países, a organismos internacionales y empresarios a respaldar la iniciativa.

 

Los mandatarios manifestaron su complacencia por la atención que desde ya distintos actores han brindado al plan, reiterando la disposición de sus gobiernos para trabajar de manera conjunta en el tratamiento de este tema. De manera particular, agradecieron también la apertura y la voluntad mostrada por el gobierno de los Estados Unidos de América para acompañar a los países del Triángulo Norte de Centroamérica en este proceso.

 

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, reafirmó hoy su compromiso por alcanzar los objetivos propuestos en el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, dirigidos a la creación de oportunidades de empleo y a la mejora sustancial de la calidad de vida de los habitantes de El Salvador, Guatemala y Honduras.

 

Durante su participación en el foro “Invirtiendo en Centroamérica: Abriendo Oportunidades para el Crecimiento”, organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Washington, Estados Unidos; el gobernante salvadoreño presentó, junto a sus homólogos de Guatemala y Honduras, el Plan en respuesta a los problemas estructurales de la región que han motivado el incremento de la emigración de sus habitantes.

 

“El Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte complementa nuestras apuestas en la búsqueda de elevar la dignidad humana de nuestros habitantes y una mayor participación en el impulso del crecimiento sostenido”, señaló el mandatario.

 

Aseguró que la Alianza forma parte de las acciones emprendidas por El Salvador, Guatemala y Honduras tras registrarse la crisis humanitaria desatada por el incremento del flujo irregular de niñas, niños y adolescentes no acompañados hacia Estados Unidos.

 

En ese marco, recordó que durante la reunión que sostuvieron los gobernantes de los tres países con su homólogo estadounidense, Barack Obama, se adoptó el compromiso de trabajar bajo el principio de responsabilidad compartida y abordando las causas estructurales de la migración.

 

“El problema de la migración irregular subyace como una realidad innegable que debemos abordar desde un perspectiva mucho más amplia, que conjugue de manera equilibrada la migración, el desarrollo y los derechos humanos, a mediano y largo plazo”, destacó el mandatario.

 

“Para frenar la corriente de migración irregular, deben operarse procesos de cambio estructurales con acciones planificadas”, enfatizó.

 

Subrayó también que esta Alianza “está respaldada por un compromiso financiero y de ejecución de los tres gobiernos para llevar adelante acciones que conduzcan a la creación de oportunidades de empleo y a la mejora sustancial de la calidad de vida de nuestros habitantes”.

 

“Debe promoverse un entrenamiento vocacional más efectivo, gestar un mayor acceso y mejor calidad a la educación secundaria y una mayor inversión en la infancia, que es el capital humano del futuro”, puntualizó el mandatario.

 

“Es innegable la importancia de apostarle de forma conjunta a acciones de seguridad ciudadana y prevención de violencia, que permitan construir una cultura de paz y convivencia armónica”, añadió.

 

Por otro lado, el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden –quien también participó en el evento organizado por el BID– señaló que la Alianza para la Prosperidad es una oportunidad para cambiar el rostro de la región centroamericana.

 

“No veo ninguna razón por la cual Centroamérica no pueda convertirse en la gran historia de éxito en el futuro en el hemisferio (…) La Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte que se plantea el día de hoy, si todas estas recomendaciones se implementan, habrá de transformar la región”, indicó el funcionario estadounidense.

 

Por su parte, el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, calificó como un momento histórico la presentación de este plan. “Todos podemos ganar del éxito de este plan, porque la prosperidad y estabilidad de los países del Triángulo Norte definitivamente habrá de beneficiar a todo el continente”.

 

El mandatario salvadoreño aseguró que el gobierno y el pueblo de El Salvador han puesto su empeño y voluntad política para trabajar, conjuntamente con Guatemala y Honduras para poder ejecutar este plan.

 

“Este Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte va a requerir la voluntad y la firme decisión de superar los obstáculos por parte de los tres presidentes de nuestras naciones”, dijo el gobernante.

.

“Nuestro compromiso (es) por seguir impulsando estas iniciativas regionales y enfrentar como bloque unido, y con fuerza, los retos que afrontamos”, concluyó.

El presidente Salvador Sánchez Cerén participó hoy en un desayuno privado con importantes empresarios estadounidenses y de la región centroamericana, como antesala a su participación en la conferencia organizada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) denominada “Invirtiendo en Centroamérica: Abriendo Oportunidades para el Crecimiento”, donde además presentará, junto a sus homólogos de Guatemala y Honduras, el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte.

 

 

En la actividad participaron también el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, el secretario Técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, el secretario de Gobernabilidad y Comunicaciones, Hato Hasbún y el canciller Hugo Martínez, así como una nutrida delegación de empresarios salvadoreños de Asociación Nacional de la Empresa Privada y de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador.

 

Asimismo, estuvo presente la Secretaria de Comercio de Estados Unidos, Penny Pritzker y el Presidente del BID, Luis Moreno.

 

El Plan para la Prosperidad del Triángulo Norte, que presentarán hoy los presidentes Sánchez Cerén, Otto Pérez Molina de Guatemala y Juan Orlando Hernández, busca unir esfuerzos de distintos sectores para generar inversiones que se traduzcan en oportunidades para la población de los países del Triángulo Norte centroamericano.

 

La agenda de los tres mandatarios también contempla una reunión con representantes de empresas multinacionales y un encuentro privado con el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden.

 

 

El ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, concluyó la agenda de trabajo desarrollada este día en Washington D.C., con una reunión sostenida con altos funcionarios del gobierno de los Estados Unidos de América, entre ellos el asesor especial del presidente Barack Obama para Asuntos del Hemisferio Occidental, Ricardo Zúniga, la Directora de Coordinación Estratégica para Centroamérica del Consejo Nacional de Seguridad,Annie Pforzheimer, la Subsecretaria de Estadopara Asuntos del Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, y el Subsecretario Adjunto para Centroamérica y el Caribe, Francisco Palmieri.

 

Durante el encuentro, al que también concurrió el canciller guatemalteco, Carlos Raúl Morales, fue abordada la iniciativa de los gobiernos de El Salvador,  Guatemala y Honduras denominada ‘Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte’, con la que buscan generar mayores oportunidades de desarrollo en las comunidades de origen de los migrantes y promover su arraigo, contribuyendo a desalentar la migración irregular de niños, niñas y adolescentes.

 

Al respecto, el canciller salvadoreño manifestó las expectativas que tiene el país ante el respaldo de los diversos sectores nacionales e internacionales para su  implementación.

 

En ese sentido, los funcionarios de la administración Obama expresaron su apoyo a la iniciativa tripartita, dejando claro un compromiso por reforzar la cooperación de los Estados Unidos de América para los países del Triángulo Norte, en el marco de la Alianza para la Prosperidad.

 

"Ha sido un intercambio muy satisfactorio y muy productivo, que es fruto además de la buena voluntad que tenemos todos los países involucrados en propiciar un abordaje conjunto del problema y bajo un enfoque de responsabilidades compartidas", dijo el canciller Martínez tras el encuentro. 

El ministro de Relaciones de Exteriores, Hugo Martínez, sostuvo este día un encuentro con el senador demócrata Robert Menéndez, en el marco de la visita oficial que se encuentra realizando a Washington D.C., en los Estados Unidos de América, previo a la presentación de la Alianza para la Prosperidad programada para este viernes14 de noviembre.

 

En la reunión, de la que también participó el ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Carlos Raúl Morales, el canciller Martínez enfatizó que esta visita a la capital estadounidense, tanto a nivel ministerial como de los mandatarios del Triángulo Norte de Centroamérica, se da en seguimiento a los compromisos establecidos en julio pasado con el presidente estadounidense, Barack Obama, en el tema de la migración irregular, especialmente de niñas, niños y menores no acompañados.

 

“La administración del presidente Salvador Sánchez Cerén expresa la voluntad de continuar trabajando conjuntamente con las autoridades estadounidenses en los ámbitos migratorios, de seguridad y desarrollo económico, dado que en este país radica la mayor cantidad de nuestros compatriotas, quienes contribuyen al progreso de El Salvador y de los Estados Unidos”, manifestó el jefe de la diplomacia salvadoreña.

 

Ambos cancilleres destacaron la importancia de seguir realizando una labor conjunta para generar las condiciones de empleo, salud, educación y bienestar en las comunidades de origen de los migrantes, adoptando medidas de mediano y largo plazo, para lo cual será fundamental el acompañamiento de la comunidad internacional y del sector privado.

 

El senador Menéndez, en tanto, expresó su respaldo a la iniciativa tripartita de El Salvador, Guatemala y Honduras, coincidiendo en la importancia de que diversos sectores se sumen a ella.

El canciller de la República, Hugo Martínez, participó este jueves en el panel denominado “Revisando el futuro: debate con Ministros de Relaciones Exteriores centroamericanos”, realizado en Washington D.C., Estados Unidos de América, bajo la organización del Atlantic Council, un reconocido tanque de pensamiento especializado en la discusión y análisis de asuntos internacionales.

 

El evento, celebrado como parte de las actividades previas a la visita que realizarán mañana los presidentes del Triángulo Norte de Centroamérica, contó también con la participación del canciller de la República de Guatemala, Carlos Raúl Morales, exponiendo, junto al jefe de la diplomacia salvadoreña, sobre los principales aspectos del plan de la Alianza para la Prosperidad .

 

En esa línea, el ministro Martínez agradeció a los organizadores este espacio de diálogo, dado que permite exponer las visiones de los gobiernos participantes “en el abordaje integral para la solución de los problemas estructurales que inciden, entre otros aspectos, en la dinámica de las migraciones y muy especialmente en la que se da en nuestros países hacia los Estados Unidos”. 

 

Además, explicó que para el Gobierno de El Salvador, el tema de la migración irregular ha sido siempre de especial interés, recordando que se trata de un problema cuyo origen es multicausal y multidimensional, con raíces históricas ligadas a la exclusión social, la falta de oportunidad, el anhelo de reunificación familiar y la inseguridad.

 

De manera particular, el Canciller detalló que, en relación con las niñas, niños y adolescentes que viajan irregularmente y sin acompañamiento, los gobiernos de El Salvador, Honduras y Guatemala han emprendido acciones conjuntas e inmediatas para atender el incremento que se dio en estos flujos a mitad de este año, con un enfoque que prioriza la dimensión humana.

También, explicó el trabajo de coordinación realizado por la nación salvadoreña, al más alto nivel, con el objetivo principal de favorecer el diálogo entre los países involucrados en la problemática, a fin de potenciar acciones concretas en beneficio de las niñas, niños y adolescentes con un estatus migratorio irregular. 

 

“A raíz de esta realidad y gracias a la conjunción de visiones, es que los presidentes y los gobiernos de los tres países que conforman el Triángulo Norte – El Salvador, Guatemala y Honduras-, han creado la Alianza para la Prosperidad, que contempla la puesta en marcha de acciones a mediano y largo plazo para potenciar el crecimiento económico y sostenible, pero con un enfoque en los territorios que presentan mayor flujo migratorio”, sostuvo el ministro Martínez.

 

La Alianza cuenta con cuatro pilares fundamentales, que integran el desarrollo productivo, la inversión en capital humano, la seguridad ciudadana, así como el fortalecimiento de las instituciones a nivel local.

 

“La presentación de esta iniciativa el día de mañana, en la sede del Banco Interamericano de Desarrollo y con la presencia de los tres presidentes de los países, es un reflejo de lo que nuestros Gobiernos y nuestros pueblos pueden ser capaces de poner en marcha cuando actúan de una manera integrada y con un mismo objetivo”, enfatizó el canciller salvadoreño.

 

Asimismo, señaló que en ese esfuerzo tripartito por generar mejores condiciones de desarrollo para la niñez y la adolescencia, es vital también contar también con el acompañamiento de la comunidad internacional, socios para el desarrollo y sector privado, que son actores claves para dicho propósito. “Todos los países, ya sea de origen o destino de la migración, tenemos alguna participación en el tratamiento de esta situación. Lo que buscamos son socios en un enfoque de responsabilidades compartidas, comprendiendo que lo más cerca que estemos de darle solución, todos nos beneficiamos”, dijo.

 

Previo a esta actividad, los ministros de Relaciones Exteriores de El Salvador y Guatemala se reunieron con representantes de las principales organizaciones migratorias de los Estados Unidos, con quienes dialogaron sobre la importancia del trabajo que realizan a favor del respeto a los derechos humanos y la atención a las condiciones de vulnerabilidad de los migrantes.

 

El ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, precisó este día detalles de la agenda que desarrollará el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, el próximo 14 de noviembre en Washington D.C., Estados Unidos de América.

 

En ese sentido, el canciller Martínez expresó que la visita del Jefe de Estado salvadoreño a la capital estadounidense se enmarca en la presentación conjunta que hará con los mandatarios de Guatemala, Otto Pérez Molina, y de Honduras, Juan Orlando Hernández, sobre la “Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte”, en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

 

Dicha iniciativa de carácter trinacional “surge como una respuesta unificada que busca resolver los problemas estructurales de crecimiento, empleo y desarrollo socioeconómico que inciden directamente en la dinámica de la migración irregular, principalmente hacia los Estados Unidos”, manifestó el jefe de la diplomacia salvadoreña.

 

Asimismo, enfatizó que contempla un abordaje programático de acciones de corto y mediano plazo, que busca potenciar las condiciones para el crecimiento económico y sostenible de los tres países, focalizándose en aquellos territorios identificados como de mayor flujo migratorio.

 

Particularmente, el canciller Martínez detalló que la agenda del gobernante salvadoreño iniciará el viernes con un desayuno de trabajo con representantes del sector privado, entre ellos empresarios y CEOs de compañías multinacionales, “para motivar a que inviertan en nuestros países y le apuesten a esta Alianza”.

 

Posteriormente, disertará en el foro denominado “Invirtiendo en Centroamérica: Abriendo oportunidades para el Crecimiento. Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte- Soluciones a los Retos de Desarrollo en El Salvador, Guatemala y Honduras”, que se efectuará en la sede del BID.

 

Al mediodía, los tres mandatarios participarán además de un almuerzo ofrecido por el vicepresidente de los Estados Unidos de América, Joe Biden.

 

El regreso del presidente de la República y su comitiva, que participa en la actividad bajo la invitación del BID, está previsto para el sábado 15 de noviembre.

 

Como parte de la agenda previa al segmento presidencial, el canciller Martínez anunció además que el jueves 13 de noviembre participará en una serie de encuentros previos a nivel ministerial, siempre relacionados con la Alianza para la Prosperidad, como los programados con representantes de las principales organizaciones migratorias de Estados Unidos, así como con el asesor especial del presidente Barack Obama para Asuntos del Hemisferio Occidental, Ricardo Zúniga, además de funcionarios del Departamento de Estado y del Departamento de Seguridad Nacional.

En el marco de la visita que realiza la viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, a Washington, DC, (Estados Unidos de América), este lunes se reunió con funcionarios del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), para darle seguimiento a los temas tratados en McAllen, Texas en agosto pasado, donde participaron todos los cónsules salvadoreños en los Estados Unidos.

 

“En la reunión de este día, se profundizó en el tema de la comunicación y coordinación entre nuestra red consular y las autoridades de ICE”, señaló la viceministra Magarín, quien agregó que la finalidad de este trabajo conjunto es garantizar el respeto de los derechos humanos de nuestros compatriotas, como una prioridad establecida por la actual gestión gubernamental.

 

Por otra parte, la titular de la Cancillería salvadoreña se reunió con representantes del Programa de Derechos y Justicia de los Migrantes de la Comisión de Mujeres Refugiadas. Dicha institución compartió sus experiencias y recomendaciones sobre mejores formas de brindar servicios a mujeres que solicitan refugio por distintas razones.

 

Asimismo, la viceministra para los Salvadoreños en el Exterior dialogó con voceros del Instituto de Políticas Migratorias (MPI, por sus siglas en inglés) sobre el estado de la reforma migratoria integral en dicha nación norteamericana. La jornada concluyó con una reunión con el director del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios.

 

Durante las reuniones, la viceministra Magarín estuvo acompañada por el embajador de El Salvador en los Estados Unidos, Francisco Altschul, y por la cónsul general en Washington, D.C., Keny López, así como por funcionarios del consulado de Houston, Texas.

 

Al final de esta semana, la funcionaria salvadoreña se sumará a las actividades del presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, y del canciller Hugo Martínez, quienes participarán en la presentación del Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) donde se tiene previsto que participarán también los mandatarios de Guatemala y Honduras.

Página 1 de 18